La Pesadilla de Darwin

La perca del Nilo, «Oro en barras», les aseguraron. Tanzania, tierra maldecida por guerras tribales, hambrunas, gobiernos corruptos y SIDA, creyó que la suerte se le ponía de cara cuando en la década de los años 60 una nueva especie fue introducida en el Lago Victoria. Les prometieron trabajo en las numerosas fábricas para procesado y manipulación del pescado que se implantaron, a cambio de abandonar sus tierras de labranza que apenas cubrían las necesidades de subsistencia familiar…

Pronto, las voraces percas del Nilo, se multiplicaron rápidamente acabando con todas las demás especies autóctonas del gigantesco lago. Dinero llama a dinero. Enormes aviones de carga de la antigua Unión Soviética aterrizan diariamente en la pista de un aeropuerto bacheado para recoger los últimos cargamentos de pesca y, a cambio, descargan su mercancía… Kalashnikovs y munición para perpetuar las innumerables guerras que tienen lugar en la parte central del continente.

La explosiva industria multinacional de peces y armas ha creado una desoladora mezcla a orillas del lago tropical más grande del mundo: pescadores explotados, comunidades locales expoliadas, ejecutivos financieros internacionales que sirven a intereses despreciables, niños drogados abandonarlos a su suerte en las calles, ministros africanos, comisarios de la Unión Europea, prostitutas tanzanesas y pilotos rusos.

La pesadilla de Darwin, presenta un cuento de terror para no dormir. Cruda globalización: mientras en los mercados de todo el mundo se venden toneladas de perca del Nilo etiquetada como mero y a precios cada vez mas altos, Tanzania recuenta los sacos de harina y arroz de donaciones de ayuda internacional que aterrizan para combatir las hambrunas que azotan el país. Las familias no se pueden permitir ni tan siquiera comprar el pescado que ellos mismos han pescado o que han ayudado procesar. Se limitan a consumir los desperdicios de la industria procesadora y las espinas…

Enlaces:

Darwin’s Nightmare

2 comentarios en “La Pesadilla de Darwin

  1. Gracias por tu comentario Manuel.
    Lo cierto es que el documental es verdaderamente impactante. la primera vez que lo vi, algunas escenas se quedaron grabadas en mi mente.
    Un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s