Terminales para Esox

Bajos de Línea para el Lucio

Con la creciente presión de pesca en las  aguas donde habita el Esox lucius, la presentación del señuelo cobra vital importancia. De ahí la necesidad de escoger el bajo más adecuado en cada circunstacia para protejer nuestra línea de los afilados dientes del ‘lobo de agua dulce’.

Opciones en Terminales para el Lucio:

Fluorocarbono.- más duroy discreto (casi invisible bajo el agua) que el monofilamento, es el material de moda para fabricar terminales para la pesca de esócidos. Posiblemente, a un lucio agresivo detrás de un señuelo reacción no le preocupe otra cosa que no sea apalastar entre sus fauces al artificial que persigue. Pero un terminal  difícil de detectar -como los construídos con fluorocarbono– nunca es negativo y si de agradecer cuando se pescan aguas claras y atestadas de pescadores. Estos lucios educados pueden llegar a mostrase muy cautelosos. Es importante escoger un fluorocarbono de calidad y al menos con 60 lbs de resistencia, como Varivas Shock Leader o Seaguar Fluoro Premier. Utilizando bajos más delgados, es posible experimentar roturas cuando menos se necesitan (cuando muerde una gran lucia).

Hardmono.- otra exelente opción para construir tus terminales para esox es el hardmono, como el que fabrica Climax. Este monofilamento cuenta con un tratamiento que lo hacer muy resistente a la abrasión, no se retuerce y facilita la acción de los artificiales livianos respecto al latiguillo de acerado. Con su uso, el hardmono pierde algo de su transparencia y debe reemplazarse. Cuando se pesca en zonas profundas, hay que escoger un terminal de longitud  suficiente para evitar roturas por el roce contra los obstáculos sumergidos. El hardmono puede atarse directamente a la línea madre empleando el Double Uni Knot, o tener preparados bajos de diferentes longitudes con un quitavueltas en una extremo, una grapa de calidad en el otro y ambos nudos fijados con pegamento exposi.

Aunque los tradicionales bajos de monofilamento metálico recubierto, multifilamento acerado o el virtualmente indestructible titanio, aún tienen sus aplicaciones, es hora de dejarlos a un lado para la mayoría de las técnicas de pesca del lucio y convertirse a la religión del hardmono o  fluorocarbnono para mejorar la presentación del señuelo. 

Un lucio grande, con sus dientes como cuchillos, puede partir casi cualquier bajo si la línea está tensa. Empleando técnicas con recuperación del señuelo contínua (bucktails, spinnerbaits,cacea, etc), existen menos opciones de sufrir roturas, Cuando el artificial es recuperado a tirones (jerkbaits, plugs de superficie, etc) y el lucio puede engullir los cebos casi por completo, las opciones que de que el terminal sufra, son mayores. Pasar la yema de los dedos por el terminal permite comprobar si se ha deteriorado y conviene sustituirlo. Personalmente, apenas experimento roturas desde hace más de 10 años, cuando abandoné los visibles bajos acerados y los sustituí por discretos terminales de fluorocarbono y hardmono.

Anotaciones Relacionadas:

La Ventaja del Fluorocarbono

Guía de Nudos para la Pesca

Muskies Mutantes

Falsificaciones en el Récord Mundial de Musky

En 1992, tras una investigación llevada a cabo por John Dettloff, la ‘National Fresh Water Fishing Hall of Fame’ descalificó al muskie que llevaba casi 35 años como plusmarca absoluta de la especie. LArt Lawton había exagerado en casi 20 libras el tamaño del musky que había capturado en St. Lawrence River, New York, en 1957. Matrimonios como los Lawton y los Hartmann pasaran a la historia por sus practicas fraudulentas, como comprar muskies que los indios capturaban con redes para ganar los premios de la revista Field & Stream y el reconocimiento de los demás pescadores. Con el viejo récord del mundo – capturado por Louis Spray en Chippewa Flowage el 20 de octubre de 1949 – reinstaurado, la llama sigue ardiendo y hoy día la veracidad de dicho ejemplar está también en tela de juicio.

De acuerdo a los análisis fotográficos realizados por The World Record Muskie Alliance, el esócido al que Louis Spray en su día otorgó un peso de 69 libras y 11 onzas, habría sido un pez menor que las supuestas 63,5 pulgadas de longitud y 31,25 pulgadas de perímetro. Desgraciadamente, el muskellunge objeto de la polémica ardió en un incendio en 1959 junto al bar que regentaba Louis Spray en Rice Lake. De acuerdo a la WRMA, el peso y tamaño de esta captura, pese a los testigos que dan fé de su veracidad, actual plusmarca de la especie, habría sido falsificado. La impresión es idéntica acerca de otros dos récords de Spray : un muskie de 59,5 libras pescado en 1939 otro de 61 libras y 14 oz capturado 1940.

En cambio Larry Ramsell, el Detective del Musky, da crédito en «A Compendium of Muskie Angling History», a los 3 récords de musky que Louis Spray consiguió en su época. Al igual que John Dettloff, quién narra dichas capturas en «Three Record Muskies in His Day, The Life and Times of Louie Spray».

Si existe un pez de agua mítico, diabólico, impredecible, capaz de crear una polémica y controversia sin igual. Uno que fuerza a mentir a pescadores hasta entonces íntegros, captura su imaginación y les obliga  a provocar engaños y jugar sucio; ese es el Esox masquinongy ‘Tiger of Fresh Water’.

Mientras tanto, el muskie de 67,5 libras que Cal Johnson logró atrapar en aguas de Lac Courte Oreilles, Wisconsin en 1949 espera naturalizado en el Moccasin Bar, en la Route 77 Hayward, WI. por si el record de Louis Spray fuera descalificado…

Anotaciones relacionadas:

Musky, la Majestuosa Bestia

World Record Musky Alliance

Web de Larry Ramsell, Detective del Musky

Record de Canadá de Musky: 65 Lbs Kevin O’Brien, 16 oct 1988, Blackstone Harbor, Georgian Bay, Ontario.