Detalles en la pesca del lucio

Especificaciones sobre la pesca del lucio

Lo he experimentado en multitud de ocasiones: prestar la debida atención a los detalles en la pesca del lucio, ¡puede marcar la diferencia!. Más allá de prestar suficiente atención al equipo, existen otras particularidades que determinan el desenlace de una jornada de pesca. La sonda delata la presencia de lucios grandes junto a un bálamo de peces pasto, en un área con acceso a aguas profundas. Has barrido la zona con tus señuelos y no hay respuesta. ¿Qué falla cuando la acción no llega?.

Los lucios en modo neutro exigen ajustar la presentación al máximo. Generalmente, existe un elemento de cobertura dentro de la estructura que desencadena los ataques. El artificial debe pasar muy cerca, ya que la ventana de ataque se habrá reducido. Con precisión de cirujano, hay que poner el señuelo en el lugar exacto. 1) Localiza este “spot on the spot”.

big-pike

Otra situación habitual es la de grandes mamás lucio que yacen sobre el lecho de las aguas sin ganas de moverse. A menudo solo morderán un señuelo que pase golpeando el fondo, estilo “bottom bouncing”. Navega tu artificial un poco por encima y será ignorado. Si las medias aguas no producen, hay que buscar más abajo. De nuevo, lo creas o no, puede ser cuestión de decímetros… 2) Controla la profundidad.

Ya sea con un artificial de movimiento mecánico -tipo crankbait- o manual -como una criatura de vinilo-, hay que probar hasta detectar qué quieren morder los esócidos. Hay veces que prefoeren una presentación lenta y sutil a una acción agresiva. O justo al co trario. A principios de temporada, con las aguas aún frías, unos pocos grados puede marcar la diferencia. Es perfectamente posible que a primera hora lucios quieran un tipo de señuelo -como un jighead + remolque- y a la tarde, uno completamente distinto -tipo spinnerbait- 3) Controla la acción y la velocidad de presentación.

Una vez sabes donde y cómo pescar, ¿qué papel juegan el tamaño y el color del señuelo?. Los pescadores de lucio tendemos a emplear cebos cada vez mayores, porque es verdad que a estos lobos les gustan las presas grandes. ¡Hay días en que solo unos centímetros atraen a los peces récord!. Pero lo contrario también se cumple y los artificiales de talla contenida tienen su momento. La clave es saber cuando emplearlos. Más aún: aunque el lucio percibe los colores de un modo distinto al nuestro -especialmente en con escasa penetración luminosa- se trata de peces caprichosos a la hora de decidir si atacar un color u otro. No siempre consiste en imitar las presas que está consumiendo. A veces, las terminaciones en tonos abigarrados pescan los trofeos. Hay que mantener una mentalidad abierta y perder el miedo a experimentar. 4) Si algo no produce, ¡cámbialo!.calavera_2

‘Bottom Bouncing’ para Esox

Lucios-Monstruo: ¡Golpea las Profundidades!

Hay una máxima en la pesca del lucio: a menudo estos haraganes permanecen con su barriga pegada al fondo y no morderán ningún ofrecimiento que pase lejos de su ubicación. Un artificial que choque contra los obstáculos sumergidos produce un atrayente sonido, a la vez que genera determinantes cambios de dirección y velocidad. En función del grado de actividad de los lucios, los mejores ofrecimientos se encuentran dentro de estos tres grupos:

deps_bumbleshad_pike1) Jig + softbait.- La posición relativa de los lucios respecto a los obstáculos sumergidos al igual que su ubicación, miden su grado de actividad. Cuando un señuelo deflecta contra la cobertura con un cambio errático de dirección desencadena muchas picadas reflejas. Resultan interesantes las zonas donde coexisten dos hábitats, por ejemplo rocas-vegetación sumergida. Un jig sobredimensionado o tipo “chatterbait”, con un remolque de vinilo, como un Deps Twin Tail Grub / Super Big Worm, Bumbleshad, Castaic Jerky J-Swim o Keitech Swing Impact Fat 5.8″,  son idóneos para ser trabajados en dientes de sierra, allí en las profundidades.  Ver “Pesca Vertical del Lucio”.

2) Lipless gigantes.- Cuando los cambios topográficos del fondo son constantes, emplear una sonda ayuda a anticiparse a los mismos. Estos ajustes son determinantes y la idea pasa por golpear intencionadamente las zonas de rocas, donde los lucios se apostan, con un señuelo de reacción. ¡Despierta a esos peces que rechazaron otros ofrecimientos!. El Salmo Giant Chubby, Spro Screaming Devil, Lucky Craft LVR D-30 y el Sebile Flatt Shad 124 XH representan buenas opciones.

3) Crankbaits.– Son especiales ala hora de desencadenar el ataque de un gran predador. Especialmente en áreas con grandes estructuras sumergidas, aguas frescas y bálamos de peces pasto cercanos. ¿Conoces hasta sonde se sumerge el plug que estás utilizando?. El grosor de línea empleada, la longitud del lance (o distancia de cacea) y la velocidad de recuperación (o arrastre), determinan la profundidad de nado. Existe una útil guía editada por Drifter Tackle con la profundidad de natación de 80 artificiales de los más famosos empleado para la pesca del lucio y el muskie. Ver “Crankbaits para el Lucio”.

Bajo las circunstancias descritas, empleando la combinación de caña, carrete y línea adecuados, deberás revisar el bajo de hardmono o fluorocarbono de 50/60 lbs de resistencia, así como el último tramo de línea, siempre más expuesto al roce. Tanto como el estado (afilado) de tus anzuelos. Te ahorrarás perder más de un gran lucio para aprenderlo. calavera

7 Claves para Pescar Grandes Lucios

La Caza de Lucios-Monstruo

Llevo obsesionado con los lucios XXL desde que era un chiquillo. Aunque no hay reglas inflexibles, hay algunas claves que harán tu pesca Esox lucius giganthus más consistente. Ahí está guía básica:

summer_pike1) Establece tus objetivos. Un esox de trofeo es completamente diferente a sus congéneres pequeños: necesita señuelos y técnicas especiales para despertar su interés. Olvídate de la cantidad y ¡piensa en grande!.

2)  Sigue una “ruta”. Evita pescar al azar. Determinar qué lugares realmente albergan potencial de pesca y trabaja dichas querencias en las horas de actividad de los mayores lucios. ¡Inclina la balanza a tu favor!.

3) Escudriña cada objetivo. Incluso en una zona con peces de gran tamaño, estos animales no están por todas partes. Los lucios grandes, seleccionan las mejores estructuras para emboscar a sus presas, como desniveles con proximidad a aguas profundas. Perderás el tiempo si tus señuelos no actúan en la “ventana de ataque” del esócido en estas áreas de alimentación.

4) La sincronización es clave. ¿Ha pescando un punto caliente sin resultados?. Las cosas pueden cambiar diametralmente allí mismo cuando las condiciones son favorables: el viento, cambios de luz, etc. Cualquier variación meteorológica puede inducir la actividad de estos peces.

5) Utiliza señuelos grandes. Los señuelos que desplazan gran cantidad de agua producen perturbaciones que captan la atención de los grandes predadores, especialmente cuando se alimentan de presas como barbos y carpas. Usar un artificial sobredimensionado durante todo el día es una tarea dura, motiva a gran lucio para moverse y atacar tu señuelo.

6) Perfecciona los básicos. Mantén la línea en buen estado, afilados los anzuelos, utiliza cañas y carretes de calidad, emplea bajos de fluorocarbono, aprende a pelear grandes peces alejándolos de los obstáculos sumergidos, conoce la profundidad y velocidad a la que son productivos tus señuelos, practica el “8 estilo musky” y ten listo un segundo ofrecimiento por su un gran lucio rechaza tu primera presentación

7) Aprende de la experiencia. Lleva tu pesca de lucio a un nivel completamente nuevo: mejora tus habilidades para analizar las condiciones existentes, administrar el tiempo disponible, interpretar los patrones climáticos e interpretar otros factores que influyen en la actitud de los grandes lucios. El tiempo en el agua es clave para obtener una mejor comprensión de estas criaturas.

Aún cuando la pesca se ponen difíciles, las opciones de capturar un lucio de trofeo siguen ahí. Si confías en tu sistema, tendrás tu oportunidad de que el pescado se active y capturar y esox de ensueño.calavera

Conceptos Críticos en la Pesca del Lucio

Nuevas Ideas para la Pesca de Grandes Lucios

Has localizado un gran esox; ha perseguido el señuelo, rechazando el ofrecimiento el última instancia. ¿Cómo afrontar esta situación?. ¿Reaccionaste inmediatamente generando cambios de dirección y velocidad en el artificial?. La mejor idea consiste en ofrecer nuevas presentaciones dejándo tiempo suficiente para que el lucio cambie a una actitud más positiva (por ejemplo, después de que el agua suba levemente de temperatura). La estrategia de ‘volver más tarde’ produce mejor que insistir permaneneemente en la zona. Aparte de la presión de pesca, cada señuelo que el gran esócido rechace, el pez será más difícil de capturar.

Salvo que conozcas precísamente cuál es el señuelo que los lucios grandes quieren morder en determinada masa de agua, en una fecha y circunstancias concretas, resulta absurdo iniciar la jornada de pesca con los dos pescadores de la embaercación lanzando el mismo señuelo. Cada pescador debe probar una presetación distinta con el objetivo de optimizar el tiempo en el agua y cubrir agua eficientemente. ¡Aprende las distintas maneras de trabajar un señuelo y no laces justo encima de donde lo ha hecho tu compañero!.

En determinados momentos del año, el control de la profundidad se vuelve fundamental. Ello implica tener la capacidad de repetir un patrón producitvo, a lanzado o a la cacea, una vez tras otra. Existen ocasiones en laas que una recuperación lenta funciona con lo lucios, pero otras veces, incrementar el ritmo de recogida es lo que desencadena más ataques.

Si llevas suficiente tiempo pescado una determinada masa de agua, habrás aprendido a detectar algunas áreas que son máas producitivas que otras en la pesca de esócidos. La clave es encontrar el objetivo que atrae a los peces dentro de cada gran estructura. Depués, atacarlo desde diferentes ángulos contribuye a explotar su potencial al máximo.

 Anotaciones Relacionadas:

La Caza de Lucios Récord

Libro La Pesca del Lucio

En Busca de Grandes Lucios

En busca del Esox Lucius Giganthus III

Los periodos de actividad del lucio norteño varían de una estación a otra, como la localización de los esócidos puede ser muy distinta de un día a otro. Incluso cuando no se da la condición idónea de aguas frescas, perfecta para localizar al esox lucius en áreas acesibles, es posible capturar un gran ejemplar. Estos feroces cazadores continuarán alimentándose si la comida es accesible y el contenido en oxigeno del agua adecuado. La clave consiste en aprender a detectar estas ventanas de oportunidad y sacar entonces el máximo rendimiento. Las jornadas en que los lucios se muestran menos activos, sus desplamientos son mas reducidos, disminuyendo también el tamaño de la ‘ventana de ataque’. En una situación como la descrita la precisión en la presentación correcta adquiere un valor aún mayor.

big-northern-pike

Todo reside en la técnica (presentar un artificial a la profundidad y velocidad adecuada), más determinante que el cebo empleado. Comprender exactamente la localización de estos cocodrilos resulta esencial. Las jornadas difíciles pesca únicamente las localizaciones marcadas en el mapa con una “X”, como objetivos especialmente atractivos para los grandes ejemplares. Es momento de ser específico, esperando la migración de una gran ‘mamá esox’ hasta sus onas concretas de alimentación donde poder capturarla. Para entonces, deberías ofrecer al lucio un artificial acorde a su estádo de ánimo, tal vez un shad de vinilo o swimbait blando, lastrado para ser presentado allí abajo. No olvides tener tu equipo a punto y así culminar el momento tan especial de la captura con posterior liberación de ese lucio gigante. calavera

Anotaciones Relacionadas:

La Caza de Lucios Récord I

La Pesca de Grandes Lucios II

Terminales para el Lucio Climax

Cucharas para el Lucio

Pesca con Cucharas Ondulantes

Cuando se buscan grandes lucios a principios de temporada, una opción de pesca olvidada son las cucharas ondulantes. La larga linea lateral de los esócidos les permite diferenciar las vibraciones que emiten los diferentes tipos de peces presa, así como detectar las vibraciones de baja frecuencia emitidas por las cucharas. Los lucios se condicionan rápidamente a ellas alli donde se emplean habitualmente, pero por suerte, eso no ocurre en casi ninguna parte…..

lucio-cuchara-ondulante

Un cocodrilo victima de la legendaria "5 de diamantes"

Para poder afrontar las diferentes situaciones de pesca, es preciso contar con distintos modelos en forma, peso y color:

  • Cucharas ligeras como la “Blue Fox Aqua Spoon” que actúan a menor profundidad, donde se ubican las grandes mamás a principio de temporada.
  • Cucharas pesadas, similares a la “Kastmaster”, útiles para trabajar zonas hondas.
  • Cucharas anchas como la “Red Eye” emiten vibraciones intensas con un amplio rango de oscilación.
  • Cucharas estrechas, que producen ondas mas débiles con mayor frecuencia en su acción mas parecida a una rotación circular; es el caso de la “Fred Arbogast Doctor Spoon”.
  • Cucharas anti-hierbas como la clásica “Johnson Spoon” que no se enganchan cuando se emplean entre densa vegetación.

Todas ellas, como la original y genuina Eppinger Dardevle, capturan lucios, pero no basta con ir probando al azar hasta conseguir una picada. La proporción de pescado será mayor con solo ajustar el modelo adecuado a las condiciones que se tengan que afrontar… En ocasiones existe un patrón de vibraciones ‘magico’ que es el que atrae mayor número de picadas.

Lo mas típico es recuperar las ondulantes a velocidad constante, un sistema que produce peces cuando los lucios se hallan completamente activos. A menudo los esócidos las atacan cuando están profundizando. Un caso frecuente en esta pesca es observar un ‘cocodrilo’ que persigue hipnotizado el señuelo sin llegar a atacarlo. Para evitar que el lucio de media vuelta y rechace el ofrecimiento, se idearon las recuperaciones irregulares, con cambios de dirección y velocidad.  Normalmente funcionan los acelerones provocados por el movimiento del puntal de la caña desde las “3” hasta las “6”, seguidos por una pausa. Cuando el cebo “huye” a toda velocidad mas de un lucio no puede resistirlo y ataca el engaño irremediablemente. calavera

Anotaciones Relacionadas:

La Pesca del Lucio (libro)

La Pesca de Mega-Esox

La Caza de Lucios Récord I 

Fishing Tips Linder’s Angling Edge

La Pesca de Grandes Lucios

En Busca del Esox Lucius Giganthus II

Desde las increíbles historias que narra Fred Buller en ” The Domesday Book of Mammoth Pike “, acerca de lucios irlandeses monstruosos atrapados con redes en 1800, el deseo de pescar un esox gigante invade la tranquilidad interior de muchos pescadores. Pero no podrás capturar un lucio enorme todos los días que dediques a su pesca; ni siquiera un buen puñado de ellos -a veces los lucios mas grandes parecen desaparecer-. Eso te convertirá aún en mas maniático de esta especie.

gran-lucio

La Búsqueda: Un  northern pike XXL necesita aguas frescas y alimento en abundancia. Las aguasno caldeadas son la clave para grandes lucios en aguas someras. Si el área cuenta con estructuras y cobertura -vegetación sumergida- que le faciliten su caza al acecho, mejor todavía. Estos sencillos patrones guían la errática vida de los cocodrilos de agua dulce y deben regir tus pasos.

Técnica Hard Ripping: La presión de pesca borra algunas instrucciones del código genético de los grandes esócidos  transformándolos en seres desconfiados. Hay adaptar el sistema empleado para conseguir resultados. La versión extrema del jerking; efectuando tirones violentos con un jerkbait o minnowbait suspendido, puede ser la llave para despertar los instintos asesinos del lucio y desencadenar el ataque. Existen determinados momentos cuando las mamás Esox lucius son mas vulnerables y entonces es posible echarles el guante con este método.

jerkbaits

El Equipo: En cierta ocasión, logré que un bicho realmente grande -que moraba en ” La Muela ” de Entrepeñas-  mordiera mi señuelo hasta en cuatro ocasiones. Su brutal fuerza hizo que ese insolente pez se saliera con la suya. Demasiados errores. Aquella experiencia me  enseñó la necesidad de tener el equipo preparado para cuando llega el momento, pretando especial atención a la línea y el terminal empleado.

Algunas plusmarcas, como el récord americano de lucio norteño -un ejemplar de 21 Kg (46 lbs 2 oz) pescado por Peter Dubuc en Great Sacandaga Lake el 15 de Septiembre 1940- o el propio oscuro récord español -23,2 Kg pescado por Mr. Montes en 1974 en el pantano de Buendía-, esperan pacientemente ser batidas.

Otros Récords de Lucio:

Anotaciones Relacionadas:

La Caza de Lucios Récord (En Busca del Esox Lucius Giganthus I)

Jerkbaits para Esox (artículo)

Fotos de Grandes Lucios

Mega Lucios (pdf)

Grandes Lucios con Crankbaits