Detalles en la pesca del lucio

Especificaciones sobre la pesca del lucio

Lo he experimentado en multitud de ocasiones: prestar la debida atención a los detalles en la pesca del lucio, ¡puede marcar la diferencia!. Más allá de prestar suficiente atención al equipo, existen otras particularidades que determinan el desenlace de una jornada de pesca. La sonda delata la presencia de lucios grandes junto a un bálamo de peces pasto, en un área con acceso a aguas profundas. Has barrido la zona con tus señuelos y no hay respuesta. ¿Qué falla cuando la acción no llega?.

Los lucios en modo neutro exigen ajustar la presentación al máximo. Generalmente, existe un elemento de cobertura dentro de la estructura que desencadena los ataques. El artificial debe pasar muy cerca, ya que la ventana de ataque se habrá reducido. Con precisión de cirujano, hay que poner el señuelo en el lugar exacto. 1) Localiza este “spot on the spot”.

big-pike

Otra situación habitual es la de grandes mamás lucio que yacen sobre el lecho de las aguas sin ganas de moverse. A menudo solo morderán un señuelo que pase golpeando el fondo, estilo “bottom bouncing”. Navega tu artificial un poco por encima y será ignorado. Si las medias aguas no producen, hay que buscar más abajo. De nuevo, lo creas o no, puede ser cuestión de decímetros… 2) Controla la profundidad.

Ya sea con un artificial de movimiento mecánico -tipo crankbait- o manual -como una criatura de vinilo-, hay que probar hasta detectar qué quieren morder los esócidos. Hay veces que prefoeren una presentación lenta y sutil a una acción agresiva. O justo al co trario. A principios de temporada, con las aguas aún frías, unos pocos grados puede marcar la diferencia. Es perfectamente posible que a primera hora lucios quieran un tipo de señuelo -como un jighead + remolque- y a la tarde, uno completamente distinto -tipo spinnerbait- 3) Controla la acción y la velocidad de presentación.

Una vez sabes donde y cómo pescar, ¿qué papel juegan el tamaño y el color del señuelo?. Los pescadores de lucio tendemos a emplear cebos cada vez mayores, porque es verdad que a estos lobos les gustan las presas grandes. ¡Hay días en que solo unos centímetros atraen a los peces récord!. Pero lo contrario también se cumple y los artificiales de talla contenida tienen su momento. La clave es saber cuando emplearlos. Más aún: aunque el lucio percibe los colores de un modo distinto al nuestro -especialmente en con escasa penetración luminosa- se trata de peces caprichosos a la hora de decidir si atacar un color u otro. No siempre consiste en imitar las presas que está consumiendo. A veces, las terminaciones en tonos abigarrados pescan los trofeos. Hay que mantener una mentalidad abierta y perder el miedo a experimentar. 4) Si algo no produce, ¡cámbialo!.calavera_2

Cucharas para el Lucio

Pesca con Cucharas Ondulantes

Cuando se buscan grandes lucios a principios de temporada, una opción de pesca olvidada son las cucharas ondulantes. La larga linea lateral de los esócidos les permite diferenciar las vibraciones que emiten los diferentes tipos de peces presa, así como detectar las vibraciones de baja frecuencia emitidas por las cucharas. Los lucios se condicionan rápidamente a ellas alli donde se emplean habitualmente, pero por suerte, eso no ocurre en casi ninguna parte…..

lucio-cuchara-ondulante

Un cocodrilo victima de la legendaria "5 de diamantes"

Para poder afrontar las diferentes situaciones de pesca, es preciso contar con distintos modelos en forma, peso y color:

  • Cucharas ligeras como la “Blue Fox Aqua Spoon” que actúan a menor profundidad, donde se ubican las grandes mamás a principio de temporada.
  • Cucharas pesadas, similares a la “Kastmaster”, útiles para trabajar zonas hondas.
  • Cucharas anchas como la “Red Eye” emiten vibraciones intensas con un amplio rango de oscilación.
  • Cucharas estrechas, que producen ondas mas débiles con mayor frecuencia en su acción mas parecida a una rotación circular; es el caso de la “Fred Arbogast Doctor Spoon”.
  • Cucharas anti-hierbas como la clásica “Johnson Spoon” que no se enganchan cuando se emplean entre densa vegetación.

Todas ellas, como la original y genuina Eppinger Dardevle, capturan lucios, pero no basta con ir probando al azar hasta conseguir una picada. La proporción de pescado será mayor con solo ajustar el modelo adecuado a las condiciones que se tengan que afrontar… En ocasiones existe un patrón de vibraciones ‘magico’ que es el que atrae mayor número de picadas.

Lo mas típico es recuperar las ondulantes a velocidad constante, un sistema que produce peces cuando los lucios se hallan completamente activos. A menudo los esócidos las atacan cuando están profundizando. Un caso frecuente en esta pesca es observar un ‘cocodrilo’ que persigue hipnotizado el señuelo sin llegar a atacarlo. Para evitar que el lucio de media vuelta y rechace el ofrecimiento, se idearon las recuperaciones irregulares, con cambios de dirección y velocidad.  Normalmente funcionan los acelerones provocados por el movimiento del puntal de la caña desde las “3” hasta las “6”, seguidos por una pausa. Cuando el cebo “huye” a toda velocidad mas de un lucio no puede resistirlo y ataca el engaño irremediablemente. calavera

Anotaciones Relacionadas:

La Pesca del Lucio (libro)

La Pesca de Mega-Esox

La Caza de Lucios Récord I 

Fishing Tips Linder’s Angling Edge