Snooks en Territorio Mangle

Pesca del Snook en Cuba

El “Centropomus undecimalis” o “snook común” es un pez subtropical de la familia de los “barramundi” australianos, presente en el Atlántico occidental desde Carolina del Sur hasta Brasil y especialmente abundante en America Central y Golfo de Méjico (Bahamas, Belize, Cuba, Puerto Rico, etc). De aspecto alargado, una librea plateada con una negra línea lateral intensamente marcada y una gran boca con una quijada prominente lo hacen inconfundible.

Su carácter voluble y caprichoso convierte su pesca en todo un desafío: un juego donde los periodos de actividad que ofrecen numerosas capturas se alternan con los de calma total en los que los róbalos parecen esfumarse misteriosamente.

Los róbalos se mueven próximos a la costa en aguas poco profundas de estuarios y desembocaduras de los ríos, en los que frecuentemente se adentran. El snook tolera un amplio espectro de salinidades, pero muy sensible a la temperatura. La mezcla de agua dulce y salada unida al el intenso flujo de peces pasto atrae sobremanera a los róbalos.

Prescindiendo de las tablas solunares, los cambios de marea marcan los mejores periodos para su pesca: durante hora antes de la marea alta junto a las primeras tres horas de la marea descendente. El snook es extremadamente sensible a las mareas: cuanto mas intensa sea ésta, mejor para el pescador.

Frente a estos fuertes adversarios, es preciso no emplear un equipo excesivamente ligero. Servirá una caña de 7 pies de largo con 1¼ oz de potencia y un carrete provisto de un freno de calidad y monofilamento de 17 o 20 libras. La boca del snook es abrasiva, pero no requiere ningún codal acerado. Los peces artificiales y los vinilos en montura de jig son muy efectivos para la pesca de este pez. Colocar el engaño lo suficientemente cerca del laberinto de ramas y raíces diabólicamente enmarañado constituye un reto apasionante y a menudo es suficiente para obtener una picada. El cambio de marea junto a una buena presentación son las claves para capturar snooks.

Una vez ha picado, el potente snook exhibirá su habilidad innata para utilizar cualquier área de obstáculos en su favor y efectuará cualquier maniobra inesperada para escapar. La madera del mangle no sirve para nada, excepto para que los róbalos puedan trabar el señuelo o romper la línea al rozar y escapar. Convertirte en un pescador experto de este oponente formidable te llevará tiempo, pero en la pesca del róbalo, el pez que ‘tira como un bonito y salta como un tarpón, encontrarás el perfecto contrincante de agua salada y una diversión sin igual.

Enlace:

Tarpones en Cuba

5 comentarios en “Snooks en Territorio Mangle

  1. hola. estoy por ir a cuba y me encataria pescar un robalo, soy pescador deportivo y aca en mexico pesco robalos, me gustaria saber de lugares para pescar snooks o robalos y saber si hay algun guia que me pueda llevar.
    gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s